2016-11-14-dia-mundial-sin-alcohol-1

El Ayuntamiento de León promueve la prevención del consumo del alcohol en el Día Mundial sin Alcohol, que se celebra mañana. En colaboración con el Complejo Universitario de León (CAULE) y la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados (ARLE) ha organizado una mesa redonda bajo el título ‘Alcohol, una adicción evitable’, que se celebrará el próximo jueves en el salón de actos de la calle Alfonso V.

León, 14 de noviembre de 2016.- Los concejales de Juventud y Consumo (como responsable del Área de Salubridad), Marta Mejías y Pedro Llamas, respectivamente; el jefe de Neumología del Complejo Asistencial Universitario de León (CAULE), Florentino Díez, y Victoria Álvarez, trabajadora social de la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados (ARLE), han presentado esta mañana la mesa redonda que, bajo el título ‘Alcohol, una adicción evitable’, se celebra con motivo del Día Mundial sin Alcohol. Tendrá lugar el próximo jueves 17 de noviembre, a las 19.30 horas, en el salón de actos del Ayuntamiento (entrada por la calle Alfonso V).

En esta mesa redonda, moderada por Florentino Díez, también participarán Victoria Álvarez, el jefe de Psiquiatría del CAULE, Francisco Rodríguez Fernández, el jefe de Digestivo, José Luis Olcoz.

Marta Mejías ha señalado que el Ayuntamiento de León, consciente de que el alcohol es la droga que más daño social genera, viene trabajando desde hace años contra esta problemática a través del Plan Municipal de Drogas, que arrancó en 1993, y del Plan de Ocio Nocturno Es.pabila, cuyo fin es la prevención y facilitar un ocio saludable a los jóvenes. Por otro lado, esta mesa redonda se enmarca en la iniciativa ‘León, ciudad saludable’, cuyos objetivos persiguen la mejora del bienestar y la salud de los ciudadanos a través del fomento de la actividad física, mejora de los hábitos alimentarios, promover el envejecimiento activo y saludable y reducir el consumo de alcohol y tabaco, entre otras medidas.

Florentino Díez ha destacado que la sociedad española duplica al resto de los países en consumo de alcohol, una sociedad en la que está arraigado este consumo. El 21% de los hombres bebe a diario, algo que la sociedad acepta como algo normal. El especialista ha explicado que el umbral de riesgo es el consumo de 40 gramos diarios en el caso de los hombres y de 20 en mujeres. Pasar de estas cantidades se considera consumo patológico. Una cerveza y un vaso de vino contienen 10 gramos de alcohol cada uno y un chupito y un wiski, 20 gramos. Ha añadido que el 3,9% de los hombres que beben son bebedores de riesgo, porcentaje que se incrementa hasta el 5,2% en el caso de las mujeres.

Florentino Díez también se ha referido a las consecuencias del consumo patológico del alcohol, que pueden desembocar en conflictos de convivencia, maltrato, desarraigo, descuido del aseo, bajo rendimiento laboral… Asimismo, ha aludido al consumo intensivo del alcohol, el que se concentra en unos días, por ejemplo el fin de semana. Díez ha explicado que hay una cifra de consumo a la semana. Como referencia, a la semana una mujer puede tomar 13 unidades (vino o cerveza) y 20 hombres. La edad de consumo de alcohol, que ha descendido en los últimos años, es otro dato que preocupa a los especialistas.

Por su parte, Victoria Álvarez, ha incidido en la necesidad de la prevención algo que siempre ha defendido ARLE (asociación que este año ha cumplido 45 años). La asistente social de Alcohólicos Rehabilitados ha criticado que el alcohol es una “droga social y bien vista”, además de legal y barata. Ha recalcado que el “alcohol no es un juguete” que puede crear dependencia. También ha indicado que en los últimos años ha variado el perfil de la persona alcohólica, pasando del bebedor diario al bebedor intermitente.