El Palacio de los Guzmanes se encuentra en el centro de León ciudad y actualmente es la sede de la diputación provincial de León.

Se mando construir entre 1559  y 1572 por Don Juan de Quiñones y Guzmán obispo de Calahorra  a Rodrigo Gil de Hontañón, el arquitecto más importantes del momento, autor de la Universidad de Alcalá de Henarés o del Palacio Monterrey de Salamanca.

En el año 1872, cuando lo adquiere la Diputación y  se inician sucesivas reformas que concluirán con la ampliación llevada a cabo de 1973 a 1976 por el arquitecto Felipe Moreno.

Este Palacio es de estilo renacentista, con elementos del plateresco, y destacan sobretodo su fachada, ventanas, su claustro, patio interior y su escalera noble.

La planta del edificio es trapezoidal y con cuatro torres en sus esquinas y un patio interior columnado con hermosas vidrieras en su segunda altura.

El palacio dispone de dos cuerpos, el superior con balconadas y el inferior de grandes ventanas enrejadas. La fachada principal constituye un tercer cuerpo que es una galería de arcos acristalados entre pilastras corintias. Las plantas del edificio se comunican de forma vertical por medio de una escalera de caracol situada en la torre sureste.

Se conservan dos puertas del siglo XVI con dos columnas jónicas sobre pedestales y llaman la atención las originales ventanas de esquina, en especial las de la torre sureste, con columnas jónicas y corintias y pilastras dóricas.

En la entrada principal, hay un relieve que representa a San Agustín lavando los pies a Cristo peregrino y en su fachada el misterioso escudo de los Guzmanes, un caldero del que salen seis serpientes.

 

Fuente: Diputacion de leon