Presidiendo la Plaza Mayor, el Ayuntamiento de Astorga es uno de los edificios más visitados de la ciudad gracias a los maragatos Juan Zancuda y Colasa, dos muñecos vestidos con traje maragato que golpean con sendos martillos la gran campana del reloj municipal para dar las horas. Son obra del relojero Bartolomé Fernández (siglo XVIII).

La fachada fue construida en 1675 y diseñada por Manuel de la Lastra siguiendo una tipología herreriana semejante a la de la Catedral, con sendos chapiteles sobre las torres de influencia flamenca. Bajo ellas se conservan los calabozos donde permanecían los presos en espera de juicio.

La Casa Consistorial fue ampliada en el siglo XIX, y reformada en 1994.

 

(Publicado por Lala)