La casa de Botines esta situada en el centro de León, es un edificio de estilo modernista diseñado por el arquitecto Catalan Antoni Gaudí entre 1891 y 1894. Originalmente era un almacén comercial y una residencia particular. Fue restaurado en 1951, declarado Monumento Histórico en 1969, es en la actualidad la sede de Caja España, entidad que lo rehabilitó en 1996, actividad que le valió el premio Europa Nostra.

El término casa Botines deriva del apellido del fundador de la sociedad, Joan Homs i Botinàs, empresario y comerciante español asentado en la capital leonesa, que dirigían Mariano Andrés Luna y Simón Fernández Fernández, responsables del encargo de la casa a Antoni Gaudí.