Esta situado en Alcuetas, una pequeña población a 5 kilómetros de Valencia de Don Juan. Se construyo en el siglo XV por Alfonso Enríquez de Acuña hijo del tercer Conde y segundo Duque de Valencia de Don Juan, después perteneció al marqués de Villasinda.

El Castillo de Alcuetas contaba con muros gruesos y robustos para defenderse, ya que se encuentra en una posición muy baja, nada adecuada para la defensa. Tenía un recinto con tres cubos cilíndricos, aun conservados, con tres pisos de los que queda alguna viga.  Los mechinales y huecos de la entrada con saeteras, el techo se supone que era a dos aguas. En la parte central de la torre se pueden ver los vanos de plantas. La construcción se hizo con canto rodado y mampostería de piedra con argamasa. El castillo contaba con un palacio adosado al que protegía.