Situado en la parte alta de Villafranca del Bierzo, extramuros del casco histórico, el Castillo de Villafranca está declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento Histórico.

Su construcción se remonta al siglo XVI y corresponde a la tipología de castillo – palacio ya que fue lugar de residencia de los Marqueses de Villafranca, de quienes puede verse el escudo sobre la entrada principal.

Construído principalmente en mampostería, tiene planta cuadrangular y posee cuatro torreones en su ángulos.

Para visitar su interior hay que ponerse en contacto con su actual propietario, el compositor Cristóbal Halffter.