Situada en la antigua carretera de Valladolid, esta ermita alberga en su retablo mayor a la Virgen de Gracia, patrona de la Villa, en honor a quien se celebra una romería y procesión el 4 de Septiembre.

La ermita fue levantada en el siglo XIII, aunque tuvo que ser reconstruida tras un incendio a finales del siglo XIX. Por ello su interior no alberga ningún otro patrimonio artístico salvo la imagen de la Virgen, obra del célebre escultor imaginero leonés Víctor de los Ríos.

Es un templo muy sobrio y austero, de planta rectangular con una sola nave y espadaña.

(Publicado por Lala)