El Hotel-Spa está situado en una zona peatonal del casco antiguo de la ciudad, a solo 50 metros del popular barrio de Húmedo, donde se encuentran la catedral y la basílica de San Isidoro. Los huéspedes disponen de acceso gratuito al gimnasio y de un circuito gratuito de relajación en el spa de 90 minutos de duración.

El establecimiento es un refugio de descanso para peregrinos y visitantes de esta ciudad histórica.

Habitaciones del hotel: 55