Situada en la zona alta de Ponferrada, a los pies del Castillo de los Templarios, la Iglesia de San Andrés alberga algunos de los más famosos pasos de la Semana Santa ponferradina.

El templo -de origen medieval- fue construido en el siglo XVII en estilo barroco con fachada de piedra y cubierta de pizarra. Tiene planta de cruz latina, y una torre de tres cuerpos que se alza sobre la portada principal.

En la Sacristía alberga un centro juvenil y una oficina de información y asistencia a los peregrinos del Camino de Santiago, donde pueden sellar su credencial a cualquier hora del día o de la noche.