Construida a finales del siglo XI en estilo románico, la Iglesia de San Bartolomé ha sufrido diversas transformaciones a lo largo de su historia presentando en la actualidad diversos estilos arquitectónicos. La torre data del siglo XII, la portada del XIV y el crucero del XVI.

Todo el interior del templo está decorado con yeserías y alberga un retablo mayor de estilo churrigueresco en el que se encuentra representado San Bartolomé acompañado de San José, San Juan Bautista y un Crucificado.

Es la sede de la Hermandad de los Caballeros del Silencio, albergando en su interior diversas imágenes de dicha Hermandad, tales como el Ecce Homo, la Virgen del Rosario o la Virgen de las Angustias.

Su importancia histórica deriva de que en ella se reunía el Concejo de Astorga, desde el siglo XIV al XVIII.