Declarada Monumento Histórico, la Iglesia de San Francisco es parte de un antiguo convento franciscano fundado en el año 1213 por Doña Urraca.

Es un templo de estilo románico – gótico, siendo la portada románica la parte más antigua que se conserva. La iglesia fue ampliada en el siglo XV en estilo gótico con el patrocinio de los Condes de Lemos. Las barrocas torres del campanario fueron añadidas en el XVII.

En el interior alberga un retablo churrigueresco de grandes proporciones y un impresionante artesonado mudéjar del siglo XV, decorado con los escudos de armas de los Condes de Lemos y Señores de Villafranca.

A destacar también el bello coro plateresco y la arquitectura funeraria de la Capilla de Ambrosio de Castro.

(Publicado por Lala)