Ubicada en pleno centro de la villa, en la Plaza del Negrillón, la iglesia parroquial de Boñar está dedicada al culto de San Roque. Su construcción comenzó en 1805, aunque las obras fueron paralizadas durante la Revolución Francesa, concluyéndose finalmente en 1819.

Construida con la emblemática piedra de Boñar, lo más destacable de su exterior es la torre campanario, que alberga un reloj del siglo XVII rematado por una estatua móvil que da las campanadas a cada hora, al igual que ocurre con el reloj del Ayuntamiento de Astorga.

En su interior conserva varios retablos y pasos procesionales de la Semana Santa, como el Cristo de la urna o un Nazareno.

(Publicado por Lala)