La Iglesia Parroquial se encuentra en el alto del pueblo rodeada de una pequeña muralla, por su lado pasaba antiguamente el camino llamado “hoja de Camposagrado” y está dedicada a la degollación de San Juan Bautista.

Es de estilo neoclásico, tiene una única nave y el altar mayor, al que se accede a travesando un arco de medio punto de piedra, esta cubierto por una bóveda de media naranja. En 1746 se construyó el artesonado de madera.

El retablo procede del desaparecido monasterio de San Juan de las Arenas, que estaba situado en la muria de Campo y Santibáñez, Espinosa y Ferral del Bernesga. Este retablo tiene tablas de la vida del santo y su martirio llevado acabo en las cárceles de Herodes.

En el año 1550 existía la fundación de una hospedería para huérfanos de la parroquia, cobraban rentas de la localidad de Valsemana, 64 reales y 28 maravedíes al año. En 1777 se funda una capellanía con cargo de misas sin residencia, la capilla, el actual baptisterio tiene arco de medio punto de piedra y fue aprobado por el Arcediano de Triacastela (Lugo) dignidad de la Catedral de León.

Existe otra cofradía fundada en 1770 llamada de los Santos Mártires con estatutos y vigente en la actualidad. La Iglesia tienen torre de espadaña de estilo herreriano y adosado a ella un caracol para subir a las camanas de piedra de sillería, construido junto con la torre entre los aós 1752 y 1777 según consta en una inscripción. Torre y caracol forman un hermoso conjunto digno de su admiración.