Declarado Monumento Nacional, este antiguo monasterio benedictino es una de las iglesias más representativas del románico mudéjar de la provincia de León. Fue construido en el siglo XI en piedra y ladrillo.

La iglesia tiene planta basilical, con tres ábsides y tres naves separadas por arcos de medio punto. Está cubierta por bóvedas de cañón y crucería de ladrillo.

Exteriormente destaca la torre de ladrillo erigida sobre la capilla Mayor, decorada con arquerías. A destacar en el interior, la variada decoración de los capiteles, en los que se representan leones, dragones y figuras humanas. La iglesia alberga un Cristo de Gregorio Fernández en su cabecera.

El monasterio tiene una pequeña hospedería y un restaurante que ofrece un menú a precio  económico.

(Publicado por Lala)