En la calle Alcalde Miguel Castaño, en la zona comercial junto a Carrefour de la ciudad de León, podemos encontrar el restaurante de comida rápida KFC (franquicia americana).

Se trata de una apertura estratégica para la compañía, ya que supone un nuevo paso en su expansión por España y la entrada en una nueva provincia, con un alto interés manifestado por el público de la zona, a través de las redes sociales principalmente.

El KFC de León se encuentra localizado en una de las principales zonas comerciales de la ciudad, junto a Carrefour, y cuenta con una superficie construida de 400 m2, distribuidos en una sóla planta, con zonas de sala y terrazas, que ofrecen en conjunto capacidad para 240 clientes.

El restaurante incorpora todos los servicios complementarios especialmente pensados para el público joven y familiar, entre los que se incluyen un área infantil denominada “Tasty World” –en la que se podrán organizar fiestas de cumpleaños para los más pequeños-, rellenado gratuito de bebida, WIFI gratis y servicio Auto –para poder encargar los pedidos sin bajarse del coche-.

En su decoración se han utilizado elementos gráficos que recuerdan sus productos frescos, los procesos de elaboración de sus recetas, así como la actitud entusiasta ante la vida que tuvo su fundador, el famoso Coronel Sanders. Los nuevos materiales decorativos, mobiliario e iluminación ofrecen a los clientes un ambiente único donde disfrutar buenos momentos.

Este restaurante de KFC ha supuesto la creación de 49 puestos de trabajo, ocupados en su mayoría por jóvenes de la zona, que darán cobertura el amplio horario del restaurante, que abrirá los 365 días del año.

El restaurante de KFC de León hace el número 79 de los locales operativos en España, de los que 73 están gestionados por franquiciados y 6 directamente por la propia compañía.

Los valores de KFC están basados en ofrecer a sus clientes productos para compartir en los buenos momentos, con proveedores locales que sirven pollo de primera calidad diariamente a cada local y que después se elabora y empana a mano, para ser cocinado en el momento en cada uno de los restaurantes que la marca tiene en todo el mundo. Por eso, el sabor de los productos KFC es igual e inconfundible en cualquiera de sus restaurantes de los cinco continentes.

Abierto a partir del 8 de Marzo de 2016.