Se encuentra situado en Santo Tomás de las Ollas, a menos de 2 kilómetros de Ponferrada. El restaurante tiene muchísima fama debido a la preparación del pulpo, la cantidad de sus raciones y su precio económico. No reservan mesa, motivo por el cual suele haber colas de espera para acceder a su pequeño comedor.