Construida sobre el Arco de la Eras (única puerta que se conserva de la muralla medieval), la Torre del Reloj es el emblema de Ponferrada. Este arco comunica las dos plazas más importantes del casco histórico: la Plaza Mayor y la Plaza de la Encina.

Esta torre de planta cuadrada fue construida antes de 1567 en mampostería de pizarra y canto rodado, con sillares de granito en las esquinas. Inicialmente tenía dos cuerpos, aunque en 1693 se le añadió uno más, rematado con un esbelto chapitel.

En el primer cuerpo puede verse el escudo de Felipe II, en el segundo el reloj de la villa (cuyo mecanismo original se exhibe en el Museo del Bierzo), y en el tercero una campana.