La primitiva iglesia parroquial de Villafañe fue destruida en un incendio, por lo que la que hoy vemos es fruto de la reconstrucción realizada en el siglo XVI.

Su arquitectura conjuga a la perfección diversos materiales constructivos típicos de esta zona: la piedra de mampostería, el ladrillo y el adobe. Destaca por su altura la torre campanario, visible desde cualquier punto del pueblo.

El altar mayor posee una hermosa talla de San Miguel, y una imagen barroca de la Virgen del Carmen, la patrona del pueblo. En la Sacristía cabe reseñar un lavatorio con la representación de las llaves de San Pedro, realizado en madera policromada, y proveniente del desaparecido Monasterio de Santa Mª de Eslonza.

(Publicado por Lala)