El museo está formado por un conjunto de piezas sobre artilugios destinados a la elaboración del vino, dividida en tres secciones:

I. Aperos de labranza y recolección de la vid: entre los que destacamos tijeras de podar y máquinas sulfatadoras del siglo XIX.

II. Máquinas e ingenios para la obtención y el tratamiento de vino y alcoholes. Piezas artesanales e industriales. Máquinas de filtrado, bombas de trasegado, alambiques y otros artilugios del siglo XIX y XX.

III. Envases y representación de vinos: una interesante muestra de garrafas, etiquetas y vinos bercianos y castellano-leoneses.