Situado en el corazón del Barrio Romántico de León, el Parque del Cid es una de las zonas verdes más recoletas de la ciudad.

Este parque fue construido en el año 1972 sobre el solar del antiguo convento de Agustinas Recoletas, cuyos fragmentos de columnas y capiteles se esparcen por el césped sirviendo de improvisados bancos donde sentarse a descansar a la sombra de sauces y tilos.

La historia más antigua de la ciudad se muestra en este parque, en la conducción hidráulica de la época romana, y en un tramo de muralla  que ahora puede recorrerse a pie. Desde aquí hay unas buenas panorámicas de la fachada posterior de la Casa de Botines, del Palacio de los Guzmanes, y del Museo de León.

Varias esculturas y bustos rinden homenaje a los músicos Ángel Barja y Felipe Magdaleno, y al célebre poeta Rubén Darío.

 

(Publicado por Lala)